Сообщения

Сообщения за Декабрь, 2013

El miedo tiene ojos grandes

Изображение
Cuando era pequeña, el perro del vecino me mordió. No sé lo que pasó en ese momento, pero un perro siempre simpático se abalanzó sobre mí y me agarró la pierna. No voy a decir que fue muy doloroso, pero yo estaba muy asustaba de la sorpresa. A partir de entonces me quedó el miedo de que un perro pueda atacarme sin razón.
Ya ha pasado mucho tiempo, pero todavía tengo él hábito de eludir a los perros. No es que yo tenga miedo a la muerte. Si un perro no me presta atención a mí, yo ni siquiera lo advierto y no siento miedo. Los perros pequeños yo los puedo incluso acariciar. Pero tan pronto como el perro me mira extrañamente, me presta especial atención, o, Dios no lo quiera, comienza a ladrar, mi corazón está en mi garganta y yo dejo de controlarme. Por desgracia, el segundo escenario ocurre con más frecuencia. No sé por qué, pero todos los perros  respiran de forma desigual. Tal vez algunos quieren morderme, o puede que quieran jugar conmigo, pero casi todos me distinguen en la multitud…

Un momento en el que me quedé sin palabras.

Изображение
Estoy estudiando geofísica en la facultad de geología y nuestros estudiantes pueden hacer los trabajos de campo en verano para consolidar los conocimientos teóricos.Un verano fui a trabajar en Zabaikalie. Nosotros vivíamos en el campo, pero no estaba preocupada porque había vivido en  tiendas  de campaña muchas veces. Especialmente que estas tiendas de campaña eran militares – muy grandes. Habíamos construido  las tarimas de  tablas de altura de 50 centímetros  para usarlas como camas.  Pero todas nuestras pertenencias se quedaron en el suelo.El campo estaba situado en un valle entre las montañas a la orilla de un arroyo. Pero una vez el arroyo se convirtió enun río.
Este sucedió en la noche cuando todos estábamos durmiendo. ¡En medio de la noche nuestro jefe irrumpió en la tienda de campaña en calzoncillos y con botas de agua! El gritó solo: “¡Inundación! ¡Inundación!”.Al principio nopodía entender loque quería decirnos. ¡Solo después de mirar hacia  el suelo me di cuenta delo que ha…