среда, 27 мая 2015 г.

La historia de una chaqueta italiana





Cuando estuve por primera vez en Italia me sucedió algo muy divertido.
Estaba esperando la hora de mi vuelo en Florencia y decidí  que era una oportunidad perfecta para comprar algo de cuero. La producción nacional es de muy buena calidad. Al final encontré una chaqueta que me gustó mucho. Pero el precio era  muy alto y por eso decidí regatear un poco. Estuve hablando mucho tiempo y me la probé  varias veces. Contaba cuentos al vendedor que era estudiante y no tenía tanto dinero y poco a poco conseguí  bajar  el costo y comprarla a buen precio.
Pero en ese momento me di cuenta de que no tenía ni un minuto más y me fui  de prisa al aeropuerto. Salí del autobús corriendo, porque tenía  solo cinco minutos para registrarme. Estaba tan emocionada que para encontrar la dirección correcta pregunté a un hombre en italiano, lengua que en realidad no sabía. Al llegar a los mostradores, supe que mi vuelo estaba retrasado por tres horas y tenía que esperar más.
¡Pero la chaqueta  impresionante era mía!
Olga Dubenko

Комментариев нет:

Отправить комментарий