Amor en la gran ciudad.



¿Has visitado Barcelona en verano? ¿Has visto algo más parecido a un hormiguero que esta ciudad?
Plaza de Cataluña, Las Ramblas, Barceloneta, Parque Güell, Casa Mila... más calor, ruido, conversaciones en todas las lenguas del mundo y las cámaras por todos lados como paparazzi. Desde la madrugada hasta muy avanzada la noche esta ciudad habla, canta, baila, bebe, se rie sin parar.  No hay ningún lugar donde puedes estar sola, pensar, simplemente respirar a pleno pulmón y concentrarte.
Ella, una chica bastante corriente, morena, delgada, estudiante de pedagogìa, lo buscaba... las galerìas por la mañana justamente a la apertura cuando los turistas descansan después de la movida. No era aficionada del arte contemporàneo pero aquel dia eligió MACBA.  Al entrar en  la galerìa sintió un embate del aìre acondicionado, que repentinamente le puso  la carne de gallina. Solamente unos pasos lentos resonaron... y la tos.
´´Lo siento´´ - un joven pidió perdón.
Pasó unas tres horas paseando entre las fotos y esculturas, Bruce Neuman y Cristina Iglesias, y estaría màs y màs si su organismo no pidiera urgentemente una dosis de cafeìna y nicotìna. Se acomodó en una cafeterìa tras una esquina y empezó leer El Paìs cuando su paz fue molestada otra vez.
Este ´´lo siento´´ de un chico tropezando con su silla le pareció muy conocido...del joven en la galerìa.
Alto, bastante desairado y de sonrisa colgante. Era un arquitecto de Nueva York, aquì para encontrar inspiración. La conversacion fue muy natural como entre dos amigos viejos, sobre todo sus lugares favoritos en Barcelona. Ella tenía solo dos y el primero ya lo visitó esteamañana. Pero qué sorprendente puede ser la vista del turista a tu ciudad.
Pensó que sabìa casi todo sobre ese sitio, pero el resto, este ´´casi´´, podía ser tan precioso, podía ver todo de otra manera... A la vuelta de sus ojos verdes que brillaron cuando vieron algo nuevo, a través de sus palmas y dedos cuando señalaba algún edificio, a través de su voz profunda, tranquila y viva.
Gracias a él ella sintió que pudo enamorarse otra vez...de esta ciudad donde el sal saluda cada dìa, donde el mar invita a refrescarse en sus abrazos cariñosos, donde la movida te asegura que eres muy joven y activo, donde puedes enamorarte de repente, justo cuando te dije ´´lo siento´´ y te mire con sus ojos verdes que brillaban tanto.

Eugenia Polushkina

Комментарии

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Villancico para pedir posada (o Cantos para pedir posada) Canción de Navidad

Ensayo sobre mi mejor amiga.