суббота, 23 марта 2013 г.

¿Era el Destino?






Esta es la historia vivida de mi mejor amiga T., que empezó el año 1992. En esa época T. era joven, soltera y llena de esperanzas de encontrar su media naranja. No debería ser un príncipe azul, ya tenía una experiencia matrimonial, pero T. tenia un Corazón abierto y una fe verdadera en la familia.

Trabajaba en una empresa con raíces austriacas, que contrató a un auditor M., también austriaco, que se había trasladado a Moscú para trabajar durante unos años.

Como sucede a menudo a los extranjeros que dejan la familia en casa en sus países, en algún momento el cariño de la esposa falta tanto y empiezan a buscar un reemplazo. Y así empezó la relación entre los dos. No debáis creer que mi amiga era una zorra, al contrario. Tenía muchas ganas de crear una familia con un hombre sincero, que quisiera tener hijos y un futuro junto con ella. No sé cómo explicó el hombre su situación familiar a T., o era simplemente irresistible (era un queso de verdad), en breve se enamoró de él y estuvieron saliendo 1 año hasta que el contrato de M. terminó y volvió a su país.

En cuanto el periodo de lamentación se acabó, T. encontró otro hombre, 5 años más joven que ella, con quien vivió como una pareja de hecho durante 6 años y con quien tuvo una hija estupenda. Pero fue una bendición disfrazada: el hombre la engaño con una mujer más joven y la abandonó. T. sufría mucho, perdió más que 10 kilos de peso, pero Dios no le dejaba sufrir largo tiempo. Un día fue en su coche por el malecón y vio un corredor por detrás, la espalda del cual le sonaba familiar. Si, era M. En ese momento no podía aventurarse a parar y hablar con él, pero le llamó un día después. Le encantó y salieron la misma noche. Desde esta noche están juntos. El aceptó a su hija y los dos tienen una relación de confianza. Mi querida amiga lleva casada con él 13 años. Ellos son bastante diferentes, pero, como se dice, los polos opuestos se atraen. Mi amiga a veces vez se queja, a veces es bastante exigente con él, pero estoy segura de que los dos no se van a separar.
Morozova Ekaterina

Комментариев нет:

Отправить комментарий