Diario de una Infeliz (Cristo y Martí, dos héroes de mi abuela)



Mayo 3 de 1952.


Ayer, comencé hablando del serio problema que para mí representa la llegada de otro hijo, y de ahí salté a las dificultades para cobrar la maternidad y el retiro, pequeños al parecer, pero grandes problemas, a veces tragedias que veo en derredor.
Olvídate de ti mismo, dijo Cristo. Cuánta verdad encierran estas pocas palabras. Uno se lamenta de las dificultades y miserias de nuestra vida, pero cuando nos ponemos a observar todo lo que ocurre a nuestro lado, cuánto dolor, pobreza y humillaciones vemos a diario.
 Martí dijo: “Mientras exista un hombre pobre, a menos que sea un haragán o un vicioso, hay una injusticia que reparar". ¿Cuántas, pero cuántas injusticias hay que reparar en mi Cuba?

Carmen Lovelle Guerrero

Комментарии

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Ensayo sobre mi mejor amiga.

La historia de un pez.