Diario de una Infeliz (la vida se estrecha)



Septiembre l de 1952.


Mi querido diario, hace tres meses que te tenía olvidado, oculto en lo más profundo del viejo baúl. Pena me daría que alguien te encontrara y te leyera. Pero es que estos meses de calor han sido agotadores para mí.
Todo el día al calor del fogón o de la plancha, me tiene por la noche sin deseos de hablar. El día que plancho, me da una cosa en los ojos que tengo que permanecer con ellos cerrados, me recomiendan que vea a un médico, pero no tengo dinero para el médico, ni para las medicinas, y ¿si me dice que no planche más? ¿cómo voy a seguir sus consejos?
Se acaba la zafra y no he podido resolver nada con el otro nene que se aproxima. El último cobro que hicimos de la zafra se fue íntegro en el sarampión, que se le complicó a la nena.
Mandé a Pepito a pasar las vacaciones en casa de tía Manuela, estamos en la recogida de café y se pueden ganar algunos pesos para prepararse para las clases que empiezan pronto. Me extraña que no me lo hayan traído todavía.
 ¿Le habrá pasado algo?
A veces me da vergüenza sentirme tan pesimista, pero es que se le estrecha tanto la vida a uno que ya siempre estamos pensando en la desgracia y en lo peor...
Carmen Lovelle Guerrero

Комментарии

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Villancico para pedir posada (o Cantos para pedir posada) Canción de Navidad

Ensayo sobre mi mejor amiga.