четверг, 23 июня 2011 г.

Este fue otro poema de Heberto Padilla que leímos en el taller literario.

Di la verdad.
Di, al menos, tu verdad.
Y después
deja que cualquier cosa ocurra:
que te rompan la página querida,
que te tumben a pedradas la puerta,
que la gente
se amontone delante de tu cuerpo
como si fueras
un prodigio o un muerto.
Puede decir alguien que el poeta no es utíl
alguien puede mirarlo insignificante
detrás de un odio visceral e inútil
Se alza
crece, en la inmortalidad de su pensamiento,
trasciende el espacio
se fuga y reaparece de la vida en que deambula
hace mucho más
sirve a la lucha
es rama verde en la batalla
es recordatorio en la mesa del tirano.

De Fuera del juego, 1968

1 комментарий:

  1. Qué bonito, poema, Verónica. Gracias por compartirlo en tu blog ;)

    ¿Has utilizado poesía alguna vez en el aula de ELE? Qué olvidada está, ¿verdad?

    ОтветитьУдалить