Perdida en las montañas.



Quiero contar la historia de mi primer viaje a unas montañas. Yo y dos  amigas mías decidimos esquiar en los Alpes. Mis amigas sabían esquiar bien porque habían estado en las montañas muchas veces. Hasta aquel momento yo había esquiado una o dos veces en Moscú.
Cuando subimos por el teleférico en las montañas yo vi la belleza de la naturaleza. Había el sol, la nieve brillaba, estaba muy contenta. Yo y mis amigas esquiábamos juntas, pero un momento más tarde ellas se fueron y las perdí. Me quedé sola.
¡Qué horror! Tenía mucho miedo. Me oriento mal en el espacio. Aquel momento no comprendía en qué parte de la montaña yo estaba porque habían muchas pistas para esquiar. Me dije: “¡Tranquila! ¡Piensa!”. Yo vi una cafetería un poco debajo de la montaña,  y fui allí.

Afortunadamente había un mapa de la montaña en la cafetería. Yo pregunté a un hombre: “¿Dónde estamos?”, él me lo enseñó y entonces comprendí dónde estaba el camino al hotel. Ese día no esquié más, volví al hotel. Desde  mí regreso no hablé con mis amigas durante un día porque me  había ofendido con ellas mucho. Pero me pidieron perdón y la situación se resolvió.
Tatiana Steblina

Комментарии

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Villancico para pedir posada (o Cantos para pedir posada) Canción de Navidad

Ensayo sobre mi mejor amiga.