вторник, 26 ноября 2013 г.

Vacaciones terroríficas.



Esta historia ocurrió un día agradable cuando mi madre y yo pasábamos las vacaciones en la casa de su amiga. Tenía once años .
Paseamos delante de un lago pequeño donde siempre había muchas flores y muchos animales pequeños como ratones, lagartos y topos. Después volvimos a la casa.

Había seis personas en la casa – la amiga de mi madre, su marido, sus dos hijos - un niño y una niña, mi madre y yo. El marido de la amiga de mi mama nos dejó por toda la tarde porque tenía que ir a trabajar al día siguiente. Así que esa noche la tuvimos que pasar solos.
La tarde la pasamos jugando a las cartas y charlando en casa sobre la vida.
Después nos fuimos a las camas. 
Estaba durmiendo en el segundo piso de la casa cuando de repente oí un extraño ruido desde abajo. Abrí los ojos y luego  oí un grito. Eso fue definitivamente un grito de  mujer y después ya dos mujeres estaban gritando.

Bajé las escaleras, alguien encendió la luz y vi lo siguiente: tanto mi madre como  su amiga estaban gritando. Al mismo tiempo, la amiga de mamá estaba tocando las paredes de la habitación como si quisiera encontrar a alguien o algo.
Cuando las dos damas se calmaron un poco, nos sentamos alrededor de la mesa y luego cada una de nosotras contó su propia historia.

 La historia de la amiga de mi madre:
 Ella estaba durmiendo y vio un sueño donde ella estaba en un campo rodeada de animales y lagartos. (Y también tengo que decir que esa amiga de mi madre siempre había tenido miedo de los lagartos.) Y en ese momento le pareció que un lagarto estaba en su cama. Por eso ella empezó a gritar. Estaba muy asustada.

La historia de mi madre:
"Yo estaba durmiendo y tenía un sueño muy bueno, donde algo muy agradable  estaba sucediendo. De repente oí el grito de mi amigo. Estaba tan asustada que empecé a gritar también."

Nos reímos juntas largo rato.
Los niños, por suerte, no se habían despertado.

 
Polina Pospelova


Комментариев нет:

Отправить комментарий