Una historia de mi infancia


Cuando tenía diez o once años, estuve en un campamento turístico. Era una experiencia muy buena, porque hacíamos muchísimas cosas interesantes. El dirigente del campo tenía un perro muy especial. Cuando viajaba por el norte de Rusia, encontró a una familia que vivía en las montañas. Era una familia de los pastores de renos y tenía  perros para ayudarles. Esos perros eran muy listos y tenían un sentido excelente de organización. Ayudaban a buscar los renos perdidos. Cuando el dirigente del campamento con sus acompañantes llegaron a las montañas, la familia les dió la bienvenida y regaló uno de los cachorros. Unos años después el cachorro creció y se convirtió en un perro grande. Se llamaba Karat en honor al río donde el cachorro nació. Era muy listo y nos sentimos muy tranquilos al lado de él cuando estábamos en el campo.
Un día, cuando estábamos caminando en el bosque grande cerca de nuestro campo con mis amigos, ví un pajaro muy bonito y me paré para observarlo. Mientras estaba observandolo, mis amigos ya se fueron muy lejos. Entendí que me había perdido en ese bosque enorme. Mi sentí muy preocupada y no sabía que hacer, ¡cuando de repente apareció Karat! Sintió que yo no estaba con los compañeros y fue a buscarme. Unos minutos después nos encontramos con mis amigos. Así ese perro me ayudó. Desde entonces no camino en el bosque grande sola sin un mapa, un amigo o un perro.
Anna Baranova

Комментарии

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Ensayo sobre mi mejor amiga.

La historia de un pez.