Días memorables.

Se dice que en la vida hay siempre un lugar para el milagro. Pues, admito que mi propia experiencia lo comprueba: el año pasado  gané un concurso de literatura y fui al París sin esperarlo.

Entonces, más detalles. Lo todo empezó  un día soleado de Abril pasado, cuando estuve paseando por los rincones y calles de centrales Moscú. De repente, un turista me paró y empezó a hablar en francés conmigo.
Me reí, me disculpé por no saber esta idioma, y luego me di cuenta que esto era un signo. Después, entré en Biblio-globus, la librería moscovita popular. Mi atención la llamó un anuncio puesto en las puertas que decía: «Las princesas verdaderas suelen ir de vacaciones a París. Participe en nuestro concurso y  vaya a la cuidad del amor». Esta  idea me atrajo.

La tarea del concurso era crear  un personaje  para “Las princesas desconocidas y olvidables”, el libro francés, recién publicado en Rusia. Este libro lleno de humor refinado e ironía, tiene una inmensa popularidad en Europa, gracias a las  ilustraciones creativas de Rebecca Dautremier.


Como me siempre han atraído los concursos y me gusta involucrarme en proyectos curiosos, decidí tomar parte en este. Pronto escribí algunas líneas del poema sobre mi princesa, una imagen que desde luego tenía muchos rasgos míos. Es una chica llena de fantasía e ideas, a la que le gusta mucho el mar.
La llamé MoreVanna (pronunciado como «MariVanna», el nombre típico para una mujer corriente en Rusia).

Adjunté una foto  mía disfrutando el sol primaveral en el ferrocarril (la foto era el requisito de concurso), y  un mes después llegué a Paris, una cuidad que me encanta.
Pasé el tiempo en París visitando los museos, recorriendo los barrios viejos, charlando en los bares con mis amigos que en aquel tiempo vivían en París. Un sueño que se convirtió en realidad.

Asya (Anastasia) Kremnyova

Комментарии

Отправить комментарий

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Ensayo sobre mi mejor amiga.

La historia de un pez.