среда, 23 ноября 2011 г.

Historia sobre infancia de Verónica


Cuando yo era pequeña, pasaba todos los veranos con mi prima en la casa
de campo de mi abuela. Una vez vimos la película “Límite vertical” y
después queríamos mucho empezar a practicar escalada. Pero mi abuela
estaba en contra. Entonces encontramos una salida ingeniosa. Cuando la
abuela fue a dormir después de comer, nosotras fuimos al segundo piso,
y comenzamos a salir por la ventana. Como cada escalador debe tener
aseguramiento, tomamos el cable automovilístico de nuestro abuelo y
atamos un extremo a mí y el otro al radiador. Así nos divertimos unos
días hasta que yo accidentalmente caí del muro. Me asusté, grité, el
radiador dio un sonido horrible y yo estaba colgada en el cable así
que mis piernas estaban justo enfrente de la ventana de la habitación
donde dormía mi abuela. Gracias a estos sonidos se despertó y vio
mis piernas colgando en la ventana  y salió a calle con gritos terribles.
Yo entendí que  nada bueno iba a pasar, por eso desabroche el
cable y corrí a esconderme.
Todo terminó no tan mal como yo pensaba. Mi abuela sin duda nos
castigó, nosotras limpiamos la casa  dos días seguidos y luego no pudimos
salir por la ventana. Pero las impresiones fueron suficientes por mucho
tiempo.
Ника Назарова

Комментариев нет:

Отправить комментарий