суббота, 12 ноября 2011 г.

Una Historia de Natalia.



El verano pasado fui a España. De primero visité Costa Blanca y luego fui a Sevilla. En Costa Blanca pasé diez días en Nerja, una pequeña cuidad cerca de Málaga. Me gustó mucho tomar el sol en la playa. El mar no estaba tranquilo, pero hacía buen tiempo y mucho sol.
Un día decidí ir de excursiones para ver nuevos lugares y recibir nuevas impresiones. Había una agencia de viajes en el centro de Nerja. Visité la agencia y no me interesaron mucho las excursiones porque había ido a Córdoba y Granada y había visto otros sitios. Pero encontré una excursión que me pareció muy interesante. El Ritmo de Caballo en Torremolinos me pareció muy, muy atractivo. Había escuchado mucho de los caballos de Andalucía, pero no había tenido la suerte de verlos.
La empleada en la agencia fue muy agradable y me dijo que había  billetes por  día siguiente. Me puse contenta, pero en ese momento no llevaba dinero o tarjeta para reservarlos. Le dije que iba a venir otra vez por la tarde con mi tarjeta.
Por la tarde fui a la agencia  otra vez. Empecé a hablar en español para practicarlo. La misma empleada me preguntó mi nombre. La palabra "nombre" en español esta un poco parecida a la palabra "number" (número) en inglés. Respondí: "No tengo  nombre" - pensando que la empleada me había preguntado el número de mi reserva. La mujer no se sorprendió. "¿Y el apellido?". Entendí mi error y ese me divirtió. Pero estuve seria. “Sí, por cierto: - dije, y le di mi nombre y mi apellido.

El espectáculo con los caballos fue maravilloso. Me encantó. Los caballos hicieron trucos diferentes y  algunos fueron muy difíciles. Un joven caballo no quiso hacer mucho pero los otros le enseñaron como conducirse en la arena. La música fue muy famosa y ese espectáculo me pareció uno de los mejores momentos de mis vacaciones.
Natalia VOZIYANOVA

Комментариев нет:

Отправить комментарий