пятница, 4 ноября 2011 г.

La muerte casamentera.


La muerte, que es mexicana
(aclaro para quien no lo sepa)
Díjose una buena mañana:
“¡No quiero seguir soltera!
Me casaré de buena gana,
Soy una mujer casamentera!”

“¿Quién podría ser mi pareja?”
Realmente estaba un poco vieja...
¿Dónde encontrar caballero
Que sea fiel, atento y sincero?
Un verdadero charro mexicano
Que cante “las mañanitas” y prepare “Mole poblano”?

En el muro de Facebook preguntó
A sus amigas del mundo entero
Para no perder en vano el tiempo
Y una chica rusa le contestó
Que el Cervantes de Moscú
Sería el lugar certero.

Tres profesores mexicanos,
Galantes y dicharacheros
Músicos inigualables
Y auténticos cocineros
Ya la andaban esperando
Con un delicioso “pan de muertos”.

Con la Parca bailando rumba
Por el Viejo Arbat los vieron.
Manuel tocaba la guitarra,
Óscar y Juan Cristóbal cantaban una ranchera
Y dicen los estudiantes
Que nunca los tres de esa fiesta volvieron.


Verónica


1 комментарий:

  1. Muy bien. Está fabuloso lo de los compadres cantando en el Arbat, seguro que era una serenata, pero ¿Cómo sería una serenata para la muerte casamentera? Creo el mismo matrimonio ya es la muerte, así que por partida doble casado y recasado.Me recuerda tu calaverita una hermosa canción de Ana Gabriel que se llama Boda Negra.

    Te dejo el enlace y la letra. Ay, mamita...!Qué miedo!
    http://www.youtube.com/watch?v=Jr7w4t0FaBQ

    Oye la historia que contome un día
    el viejo enterrador de la comarca
    era un amante que por suerte impía
    su dulce bien le arrebato la parca

    Todas las noches iba al cementerio
    a visitar la tumba de su hermosa
    la gente murmuraba con misterio
    es un muerto escapado de la fosa

    En una horrenda noche hizo pedazos
    el mármol de la tumba abandonada
    cavó la tierra y se llevó en sus brazos
    el rígido esqueleto de su amada

    Y allá en la triste habitación sombría
    de un cirio fúnebre a la llama incierta
    sentó a su lado la osamenta fría
    y celebró sus bodas con la muerta

    Ató con cintas los desnudos huesos
    el yerto cráneo coronó de flores
    la horrible boca la cubrió de besos
    y le contó sonriendo sus amores.

    ОтветитьУдалить