среда, 23 ноября 2011 г.

Medicina y Amor.

Se admite que una profesión buena es la garantía del éxito. Pero no es siempre verdad, en particular cuando se trata del amor.
¿Vosotros recordáis? Hace dos años hubo un invierno muy riguroso con heladas muy fuertes y con una epidemia de gripe. No es sorprendente que un día María se enfermό y decidiό  visitar a un doctor. Cuando fue al policlínico ella estaba muy satisfecha con su doctor. Pero fue solamente la primera impresiόn. Su doctor parecía un chico joven pero muy serio, inteligente y por demás ¡muy simpático! En esa época era  estudiante y hacía su práctica médica en el hospital. En dos minutos   le recetό una medicina a María y ella se fue a casa. Pero después de tres días ella no se sintiό mejor y fue a ver al doctor una vez más. Allí estaba el mismo chico pero esta vez con su profesor que examinó a María atentamente y le dio la medicina correcta.
A pesar de esta confusiόn el resultado fue maravilloso. Ese estudiante desafortunado era un mal médico, ¡pero un buen novio! Después de tres meses los enamorados felices se casaron.

Vorotnikova Tatiana

Комментариев нет:

Отправить комментарий