суббота, 10 декабря 2011 г.

Una historia que cambió la vida de mi abuela.

Voy a contar la historia de mi abuela que cambió su vida.
Como yo sé en los años soviéticos muchos estudiantes de países diferentes podían estudiar en las universidades de Moscú, San Petesburgo y otras ciudades sin problemas.
En aquel tiempo mi abuela vivía en San Petesburgo con sus padres.
Es que desde su infancia le gustaba mucho pintar, construir e imaginar algunas cosas.
En consecuencia le matriculó a la universidad técnica de construcción de barcos.
Ella es una persona muy abierta, alegre y toda su vida le gusta tener muchos amigos y también conocer a gente nuevo.
Y claro que tenía muchos amigos durante sus estudios en la universidad con quienes pasaba su tiempo libre.
Y como dije antes, en su universidad había muchos estudiantes extranjeros.
Entre ellos era un chico de la Chequia. No sé su nombre pero mi abuela me dijo que era muy guapo y alegre. Cuando ellos  se conocieron, fue un amor a primera vista. Y ellos empezaron a pasar el tiempo juntos después de los estudios.
En aquel tiempo era normal no estar juntos y por eso él le hizo la proposición de casarle. Ella  aceptó.
Pero estos años eran años soviéticos. Y los rusos que estuvieron en el partido no podían tener relaciones cercanas con  extranjeros, salir de país ni tampoco casarse con un extranjero.
Por eso mi abuela recibió una advertencia que si se casaba con este hombre sería excluida de la universidad.
Claro que no pudo hacer esto. Y mi abuela decidió a negarle su mano. Ellos se separaron.
Pronto cuando estaba pasando por la calle  conoció a un chico ruso y muy guapo. El tomó su teléfono y le pidió  una cita.
Dos semanas después llegó a casa de los padres de mi abuela y pidió a su mano.
Ellos se casaron. Este hombre es mi abuelo.
Nunca se sabe que podía haber ocurrido con mi vida si las cosas fueran de otro modo.
Ana Dolina

Комментариев нет:

Отправить комментарий