Un pez extraordinario.


No soy una pescadora innata. Pero una vez pesqué un pez que era muy grande y extraordinario. El verano pasado estuve en el pueblo donde viven mis parientes. Mi primo y yo fuimos a pescar al estanque. La idea fue muy, muy mala. Mi primo estaba bastante borracho. No picaba nada. Rompimos todos los aparejos de pesca. Y al final de todo mi primo tomó la decisión de “hundirse”. Había resbalado y cayó al estanque. Y estuvo tumbado a flor de agua en la actitud de un cangrejo de mar. Me vi   obligada a saltar en su ayuda  sin quitarme la ropa. ¡Qué sorpresa! Yo pesqué mi primer pez. Cuando estábamos volviendo a nuestra casa yo llevaba todos los bártulos: aparejos de pesca, sillas plegables y a mi primo que estaba cayendose constantemente.

Elena Koklenkova

Комментарии

Популярные сообщения из этого блога

Cómo conocí a mi mejor amiga.

Villancico para pedir posada (o Cantos para pedir posada) Canción de Navidad

Ensayo sobre mi mejor amiga.